sábado, 5 de diciembre de 2009

BIKEFITTING.

Esta tarde tenía hora en Probike para hacerme el BIKEFITTING.

He ido con la Sra. Madone, mi bici de carretera, las zapatillas con las calas Look y un culote. Hemos hablado un momento, le he planteado que mi intención es encontrar la postura y medidas adecuadas para evitar lesiones. Hemos comentado el uso que le doy la bici, el tipo de salidas y objetivos para determinar que geometrías usar. No busco la postura más racing para arañar unos segundos al crono, busco la que me evite lesiones, sobretodo en rodillas, y sea la adecuada para obtener un buen rendimiento. Es importante, creo que muy importante, ya que el ciclismo se basa en un movimiento totalmente repetitivo y continuo durante muchas horas, vale la pena tenerlo todo bien ajustado para evitar pequeños desgastes que a largo plazo pueden ser fatales.

Una vez realizadas las presentaciones y aclarados los objetivos, le han quitado las ruedas a la bici y han puesto el cuadro sobre un caballete. Lo primero que ha hecho David, el técnico, ha sido marcarme con boligrafo el centro justo de los metatarsos en los pies, ha marcado en medio de donde salen los “juanetes” para entendernos. Una vez marcado el punto, ha dejado la medida tomada en una plataforma especial. Acto seguido me he puesto las zapatillas y he colocado el pie sobre la plataforma y tomando como referencia el ajuste hecho con los pies descalzos ha marcado con cutter la suela de la zapatilla. Ya tenemos el ajuste de las calas, aspecto más importante de la postura sobre la bici. Las llevaba muy adelantadas, pedaleaba de puntillas, me las ha retrasado para ejercer la fuerza en el punto justo y liberar tensión de las rodillas.

Después me ha medido: altura, longitud de la pierna, entrepierna hasta el suelo, brazos, hombros y torso. Ha introducido los datos en el ordenador y ha obtenido las medias de altura del sillín, retroceso del sillín, distancia sillín al manillar, altura del manillar y longitud de las bielas. Ha adaptado todas esas medidas a una bici que tiene allí y una vez subido en ella me ha tomado otras medidas respecto al pedaleo, para completar los datos del ordenador y obtener las medidas definitivas.

RESULTADO: debo bajar el sillín 1 centímetro, aunque teniendo en cuenta mi condropatía actual dice que es mejor llevarlo un poco alto para liberar tensión de la rodilla. La distancia sillín manillar debería ser un centímetro menor, se puede conseguir poniendo una potencia un centímetro más corta. Las longitud de bielas ideal sería 167 mm, pero lo mínimo que fabrican es 170 mm que es lo que llevo, y está bien.

Es decir, según sus propias palabras: parece que han hecho la bici para mi!!!. Muy bien, lo único que tenía mal eran las calas.

Así que si algún día tenemos dinero y ganas cambiaremos la potencia, si no pues tampoco pasa nada. Lo que sí me ha recomendado cambiar son los desarrollos, el casete 11-25 resulta bastante duro, exige trabajo duro y mucha potencia en subida. Me ha recomendado poner un 11-32, que me permitirá aprovechar más el plato grande, llevar mejores cadencias, ir más rápido y avanzar más con menos esfuerzo, y sobre todo me permitirá subir más relajado.

Bueno, pues ya tengo la tranquilidad de que la bici está adaptada a mi perfectamente, reduciendo mucho el riesgo de lesiones, tema que me preocupaba bastante, ahora sólo queda pasar horas sobre ella!!!.

1 comentario:

Tony dijo...

Increible...!!!


(ya estoy al día...)



Tony