martes, 8 de diciembre de 2009

X 6 HORAS EN RUTA CALELLA.

Hoy para variar y ya que yo soy la protagonista, pues escribiré yo.

Hacía ya algunos meses que pensé en inscribirme a las 6 horas de Calella, nunca he corrido 6 horas seguidas con la misma zancada, en montaña sí, hemos estado 6, 12 y hasta 22 horas seguidas por el monte pero esto de estar tanto tiempo con la misma zancada, el mismo ritmo en un circuito de 3 km, uno detrás de otro… se me hacía algo duro sobretodo mentalmente, pero para eso están los retos, para intentarlos y conseguirlos, por supuesto.

Después de la chapuza de Bilbao tenía 4 semanas buenas para entrenar a tope y llegar un poco preparada a Calella, pero dos semanas antes cogí un gripazo, largo, que incluso me ha obligado a estar en cama una semana, o sea, que mis 4 semanas a tope se convirtieron en 2. Me presenté en la línea de meta habiendo hecho en las últimas 3 semanas 70 km más o menos.

Pese a todo la verdad es que tenía muchas ganas de hacerla. Mi objetivo número 1 era no caminar en ningún momento y pasar de los 50 km. Más allá sería un premio.

Día 6, nos levantamos con todo ya preparado y para Calella. Sé que allí tienes avituallamiento pero por si acaso me llevo 4 barritas, 4 geles, una bolsa con fruta desidratada y dátiles, alguna glucosa, en fin, que parece que vaya a pasar una semana en el Everest... Ese día la salida del sol fue espectacular con el cielo muy rojo y lo que se dice por nuestras tierras “cel rogenc pluja o vent” (cielo rojizo lluvia o viento), pues ya me hizo intuir por dónde irían las cosas…

Llegamos sin problemas a Calella y nada más salir del coche… un vendaval…Vemos el chiringuito que habían montado la organización, con un par de mesas con comida y el paseo marítimo, el escenario que recorrería arriba y abajo unas cuantas veces, plano desde luego era.

Dos minutos antes de empezar, ah!!! No he enchufado el Garmin, los satélites!!! En fin que empieza la carrera y hasta los dos km mi reloj no se sitúa… bueno, no pasa nada, lo único que me preocupa es que a las 6 horas exactas te has de parar y mirar en qué punto te has quedado para contabilizar cuántos metros has hecho desde el último punto del avituallamiento (la organización había medido casi cada 100 metros todo el paseo marítimo) y yo pues no sabría bien bien cuando sería eso porque tampoco tenía hora pero bueno supongo que ya lo vería.

Llevo el MP3 enchufado, n unca los llevo, pero 6 horas dándo vueltas con el mismo paisaje, pensé que sería un buen día para probarlo.

Pablo me acompaña los primeros metros en bici y se va hacia el Turó de l’Home, él también tendrá tute hoy.

Van pasando los km, voy muy tranquila, pulsaciones bajas, las piernas muy muy sueltas, la música puesta y súper motivada voy trotando por ahí. Cuando pasas por el avituallamiento te apuntan las vueltas que vas dando. Cuando sales de allí tienes un viento en contra que tira para atrás y a la vuelta pues evidentemente viento a favor, pero no me compensa, cansa bastante el eolo marítimo éste.

A los 9 km me acerco a las mesas a ver qué puedo pillar de comida y me encuentro que hay de todo, así que pillo un puñado de frutos secos y una galleta príncipe!!!! Ya no me acordaba de su sabor… sigo corriendo mientras la degusto…

Al km 15 pienso que la barrita y el gel me aportaran algo más que una galleta, así que, como dejamos la bolsa allí al lado de las mesas, cojo mi barrita y mi gel y salgo corriendo. Sientan bien, y me dan energía.

Había pensado de hacer laps cada hora para hacer luego un poco de seguimiento y cuando llego a la segunda hora, pincho lap, sigo corriendo y cuando ya llevo un rato miro el reloj y veo que no he avanzado desde que he pinchado lap… qué desastre que soy, pero si lo he parado!!!! Definitivamente hay demasiados botones en este reloj…

Van pasando los km y ya vas saludando a la gente, nos animamos mútuamente, la verdad es que es muy agradable, es la ventaja de ser un recorrido de ida y vuelta, que vas viendo a la gente todo el rato.

Cojo la costumbre de cada hora y media comer una barrita, un gel, algún fruto seco y mi galleta príncipe de postre, la verdad es que cuesta un poco, tardo aproximadamente unos 2 km en comérmelo todo pero hay que hacerlo, sino sé por experiencia que es un pinchazo seguro.

La verdad es que me siento muy fuerte, paso por el km 42 en 4 horas y 35 minutos (lo sé porque lo pregunto, no por el reloj desde luego). Hace dos años y unos 9 meses hice mi primera maratón (la de Barcelona) en 4 horas y 26 minutos y hoy paso 10 minutos después y puedo continuar perfectamente, pues estoy orgullosa de mi , que caray!!!

Ya en la última hora las piernas duelen un poco, la gente ya anda más que camina. Yo tengo que ir haciendo técnica de carrera, levanto rodillas, talones … estoy un poco agarrotada pero ni se me pasa por la cabeza la idea de andar, tampoco me lo pide el cuerpo, voy bien, bien de piernas y sobretodo bien de cabeza, tal vez es lo que me ha sorprendido más de esta carrera, que me temía bajadas de moral por la monotonía del recorrido y la verdad es que no, he estado muy motivada las 6 horas, sin ningún muro ni nada parecido.

Ya la última media hora, estoy hiper feliz, esto ya es mío, llega Pablo en bici, bastante cansado después de su paliza. Quedan 15 minutos, 10, 5, ya estoy cerca de conseguir los 54 km, Pablo me anima, venga, un último km rápido, me pongo a correr… me dice vas casi a 5… voy!!! Tengo las piernas que podría volar del subidón que tengo… paso del km 54 y sigo corriendo un poco, todavía no se ha acabado el tiempo, pero bueno ahora ya haciendo un poco el tonto… se acabó ¡!! 54,2 km y muy feliz. Al parar y caminar, al principio cuesta pero poco a poco voy cogiendo el ritmo.

He corrido las 6 horas seguidas, he hecho 54,2 km, he acabado fuerte y he estado en todo momento bien y motivada. Y además resulta que he sido la tercera chica, pues que más se puede pedir ???

He de decir que el lunes a las 6:30 cuando sonó el despertador me hubiera gustado que me teletransportaran a la oficina…

3 comentarios:

samy4 dijo...

Muy bien judith,te lo mereces,al final el trabajo SIEMPRE sale.
Nos vemos pronto
Un abrazo
agur

Anónimo dijo...

enhorabuena Judith
cuando leo tú cronica no puedo olvidar los kilometros del dia del maraton en el Sahara.
y tú capacidad de trabajo.
abrazos para los dos.

Roberto C.

Tony dijo...

Ahí está Judith...!!! Tercera... tendrías que dedicar el trofeo a tu fiel afición...!!!

Tony