domingo, 13 de junio de 2010

VUELTA A LA REALIDAD.

El último día en Boltaña nos quedamos sin conexión al mundo virtual, así que no pudimos actualizar el blog con la actividad diaria.

Viernes, en el Valle de Vio, des de el pueblo de Buerba salimos por el GR. Primero son 4 KM de sendero muy accidentado que dificulta el bastante la fluidez del paso. Luego hacemos 3 kilómetros por pista. Cielo igualmente negro como las anteriores jornadas y la lluvia no tarda en aparecer.

Calentamos 15 minutos subiendo caminando por el sendero y empezamos a subir corriendo a minutos: 1 minuto correr, 1 minuto caminar. La pista la bajamos trotando y metemos cambios de ritmo ampliando zancada. Vuelta a subir por la pista a minutos, y bajar el sendero trotando con cuidado ya que la lluvia lo ha complicado aún más. Bien, buenos cambios de ritmo a 1.400 metros de altitud.

2 horitas de entreno, hoy más que ruta o excursión lo podemos llamar entreno, para los 14 KM y 500 metros de ascenso.

Sábado nos lo tomamos de descanso total y viaje de vuelta a casa.

Hoy domingo, ya en casa, he salido muy tarde, demasiado tarde para las fechas que estamos, para hacer un casa-Mola. Tenía ganas de probarme y ver cómo estoy. Hacía tiempo que no sufría tanto corriendo. En la subida a La Mola he tenido que caminar varias veces, no tiraba para arriba. Mucho calor, he salido a las 11:20 de casa y me estoy chupando todo el sol. Voy empapado, el sudor me chorrea por las piernas, el pantalón parece sacado de la lavadora. No sé si es cansancio acumulado de la semana, el calor, el sobrepeso que hoy la báscula incomprensiblemente marcaba 86,7 KG (100 gramos más que hace 2 semanas, momento en el que me puse otra vez en serio con la dieta, tras una semana de mucha actividad y de muy buena alimentación, así que no lo entiendo).

Sea por lo que sea, lo he pasado mal para llegar arriba, y más lento de lo esperado. Para abajo he aguantado corriendo todo el recorrido, que no es poco para tal y como iba.

Finalmente 3h12 para los 28,5 KM y 834 metros de ascenso. No buenas sensaciones pero de estos kilómetros de sufrimiento y pesimismo seguro que podré tirar en los momentos complicados que vendrán en las aventuras que nos esperan este verano.

Judith ha optado, sabiamente, por un trote muy suave y corto, se nota quien es la inteligente de la familia.

Pues se acabaron las vacaciones. Cerramos un periodo de 9 días (sábado 5 a domingo 13) en el que resumiendo:

32h42 totales de entrenos.

165 KM a pie y 8.640 metros de ascenso (y los mismos de descensos) en 7 sesiones.

2 sesiones de gimnasio

Buen descanso y buena alimentación (aunque la báscula no lo quiera reflejar!!!!).

Lo mejor de todo, alguna molestia en la rodilla pero aguantando bien.

Esperemos que este trabajo vaya saliendo cara a las pruebas que tenemos para iniciar el verano: Cap de Rec el 19 de junio y Nuria-Queralt el 3 de julio.

De momento, tomaremos la semana con calma para afrontar con ganas y fuerzas los 51 KM y 2.550 metros de ascenso de Cap de Rec, que parece que prometen tramos con nieve.

3 comentarios:

issola dijo...

Ya te lo decía yo esta mañana, a la báscula hay que pegarle fuego. No conozco ningún espartano canijo que haya ganado ninguna batalla. Los tobillos de canario son para las altas velocidades. Además mal quedaría todo un Leónidas con unas cañitas enclenques.
Preparación immejorable para la que se augura una temporada de trails de las buenas. A seguir con la moral a tope que la necesitamos para superar cada uno de los retos. Nos vemos en Cap de Rec. A por el sub 7.

tekokiwi dijo...

Pero vamos a ver, criaturita de Dios... la báscula es totalmente objetiva. Si comes morcilla, morrito frito, unas bravitas, te tomas un par de cervecitas... qué esperas? Nada, nada... que os lo habéis pasado muy bien y la parte de la comida la estáis (descarademente) obviando... jajaja... ánimo!!!!
Judith, como siempre la más inteligente, está bien reconocerlo Pablo.

Pablo y Judith dijo...

Pues ese el problema... QUE NO HA CAIDO NINGUNA MORCILLA, NI BRAVITA NI NA DE NA DE NA y la bascula se cree que sí. Esta claro que la báscula es objetiva, pero si lo llego a saber mi como las bravas. En fin, seguiremos.